Teatro Catalina  ●  Chinandega, Nicaragua  ●  © 2019  ●  Get Our Emails  ●  Contact Us

Theatre creates space for dreams. Dreams create hope for the future. 

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon
Search
  • Katie Fitzgerald, Fundadora de Teatro Catalina

Quién Cuenta Tu Historia: Ezequiel


Nadie debería estar inseguro o tener alguna duda

Lo que importa es que están aquí

- Dear Evan Hansen el musical

Ha pasado más de un año desde que escribí una de estas publicaciones del blog y tanto ha cambiado aquí en Nicaragua que no estoy seguro por dónde empezar. En mis publicaciones anteriores, he compartido historias personales de personas que viven en una comunidad rural, pero cuando miro esta foto y pienso en lo que quiero compartir, quiero enfocarme en todo el país de Nicaragua. La verdad es que no hay un solo nicaragüense que no haya sido afectado de alguna manera por la reciente crisis, ya sea perder a un ser querido, perder un trabajo, estar separado de la familia o simplemente vivir el trauma de todo. Para mí, esta foto captura el sentimiento de lo que fue para tantas personas de este país que vieron todo lo ocurrido el año pasado a través de las pantallas de sus teléfonos. Como muchos de nosotros sabemos, existe una dicotomía en el internet y las redes sociales; puede conectarte con el mundo entero y, al mismo tiempo, puede hacerte sentir tan solo.

Escuché a alguien decir el otro día que se siente como que Nicaragua está en un estado colectivo de dolor. Para mí, solo esa afirmación es preocupante, pero junto con algunas de las investigaciones que he encontrado en las últimas semanas, también me hace temer por el bienestar de la gente de este país. Se estima que menos del 25 por ciento de la población de Nicaragua tiene acceso a servicios de atención de salud mental y solo el uno por ciento del presupuesto de la salud, se destina a la salud mental. Nicaragua tiene una de las tasas más alta en suicido, en los adolescentes es casi el doble del promedio de América Latina. Si bien las razones de estos altos números no están confirmadas, se cree que la inestabilidad política y económica, junto con una serie de desastres naturales que han afectado al país en la historia reciente, desempeñan un papel muy importante.

Mientras me preparaba para este blog, fui a visitar a un psiquiatra nicaragüense para obtener más información. Rápidamente confirmó lo que había leído, explicando que la accesibilidad a la atención de salud mental es escasa, especialmente en las comunidades rurales. "Necesitamos capacitar a más profesionales médicos, pero también debemos capacitar a maestros, padres, pastores y líderes comunitarios para que reconozcan y le den seguimiento a las enfermedades mentales. Estoy especialmente preocupado en este momento debido a los eventos recientes que haya tanta gente caminando con síntomas de trastorno de estrés postraumático, depresión y ansiedad que no saben a quién acudir". También le pregunté si la salud mental era un tema tabú en Nicaragua. "Oh, sí, mucho. Si no empezamos a hablar más sobre salud mental, el problema sólo empeorará".

Tú no estas solo.

Entonces, ¿qué haremos? Esa es una pregunta que me hago a menudo cuando pienso en lo que quiero que Teatro Catalina logre en Nicaragua. A veces lucho con esto porque la verdad es que, como un extranjero, nunca podré comprender plenamente las complejidades de la vida aquí en Nicaragua o sentir la totalidad del peso emocional que tantos nicaragüenses tienen simplemente por vivir en un lugar que ha pasado por tantos problemas. Pero lo que puedo hacer es escuchar, educarme, crear soluciones y asegurar que nuestra organización esté haciendo lo mismo.

En medio de todo lo que está sucediendo en Nicaragua, nuestra meta es continuar siendo una luz para nuestra comunidad. El teatro es el camino que nos permite llegar a los jóvenes, brindarles un espacio seguro para ser ellos mismos, enseñarles a soñar y apoyarlos a través de sus momentos buenos y malos. Como una organización que pone énfasis en el cuidado de las personas, debemos estar listos para entrar en las vidas, escuchar las pruebas y dificultades de las personas con las que trabajamos, ofrecer recursos y apoyo cuando podamos y, lo más importante, orientar a las personas hacia la esperanza.

Cuando vi Dear Evan Hansen el musical en Broadway, me impacto profundamente. Recuerdo que me impresionaba cómo abordaba temas tan importantes como depresion y suicidio de una manera tan poderosa y auténtica. Inmediatamente quise compartir sus mensajes de esperanza con los jóvenes con los que trabajé en Nicaragua. Durante los últimos dos años, traduje las letras de las canciones al español, las pinté en las paredes de nuestra oficina, las compartí en nuestras páginas de redes sociales y ahora con este blog, espero que los mensajes sigan llegando a más personas. Hay cuatro palabras en particular de la obra que han resonado en mi mente y corazón mientras escribía esto...tú no estás solo. Ese es el mensaje que tanto quiero compartir con la gente de Nicaragua. Tú no estás solo.

Deja que la luz corra en ti porque podrás lograrlo y levantarse de nuevo.

Levanta la cabeza y mira a tu alrededor, serás encontrado.

Gente de Nicaragua, eres importante. Tu vida, tus historias y tus sueños importan. La gente a tu alrededor te necesita, tu país te necesita y el mundo te necesita. Y recuerda, no estás solo. Pero si se siente solo o triste o ansioso, no tenga miedo de decirlo. Encuentra a alguien de confianza, ya sea un padre, un amigo, un maestro o un profesional médico, y diles cómo te sientes.

A continuación hay algunos recursos para ayudar si estás luchando con esto.

Sanar (Nicaragua):

8327-8079 (Movistar, Whatsapp)

Llamar o chatear para hablar con psicólogos en Nicaragua

Prevencion del Suicidio (Estados Unidos):

1-800-273-8255 (English)

1-888-628-9454 (Español)

Llamados son gratis y confidencial, 24/horas por día

Detrás de la foto:

Quiero agradecer a nuestro fotógrafo, Edgard Buenas, por haber capturado una vez más los elementos de esta foto que muestran la vida nicaragüense y al mismo tiempo el mundo de este musical (Dear Evan Hansen). Gracias a nuestro modelo, Ezequiel, quien forma parte de nuestro equipo en Teatro Catalina y también vive en Villa Catalina, donde tomamos todas estas fotos. Ezequiel es un actor increíble y sabía que haría el papel de Evan Hansen perfecto y que podría representar la emoción que necesitábamos para esta foto.

Tomar esta fotografía fue muy especial porque tuvimos a Laura Dreyfuss, quien interpretó a Zoe Murphy en el elenco original de Broadway de Dear Evan Hansen y su amiga, Raquel Kahn, presentes detrás de escena. Qué increíble experiencia fue para nosotros tenerlos allí para darnos ideas para esta foto y escuchar historias personales de Laura sobre su tiempo trabajando en el musical. Quiero agradecer a Laura y Raquel por venir a Nicaragua, compartir sus talentos con nosotros y por dedicar tiempo a conocer a los jóvenes increíbles con los que trabajamos. Al trabajar con ellos, les recordaron a nuestros jóvenes cuánto importan y lo especial que son.

¡Vaya detrás de la camera!

Música: "Waving Through A Window" de Dear Evan Hansen


46 views